El Espíritu de Dios sigue su obra en los hijos de Ismael

Foto de Tope A. Asokere en Pexels

“Y fue así que llegó la Pandemia y con ello la distanciación física de nuestros amigos y de AF; pero el Padre que es tan bueno nos ha permitido compartir con su familia y con otras familias de su bendita Provisión (ayudas económicas de emergencia) y hemos podido llegar gracias a su Amor y a la obediencia de quienes sostienen la cuerda desde el otro lado del mundo a varias familias en este tiempo de crisis global.

Segunda Parte
Un día que compartimos una de esas ayudas con AF, él me dice: ¡Ustedes llegan justo en el tiempo que más necesitamos!. En ese momento le recordé de nuestra conversación de los “dos pilares de mi Fe”; él me dijo: amigo, me acuerdo muy bien de esa conversación; a lo cual yo agregué; es justamente eso… no es caridad, y esto va más allá de la amistad, es Dios quien se preocupa de las necesidades de tu familia al poder compartir esto con ustedes y para nosotros es una expresión de Amor a Dios y hacia ustedes. Tú eres mi prójimo y recuerda que yo amo a Dios, pero también te amo a ti y él los ama más aún.   

Seguimos la conversación y le dije, hay una historia que quiero compartir contigo en donde habla del amor al prójimo; te enviaré un link a tu Whatsapp para que puedas verla. Se trataba de la historia del Buen Samaritano, a través de un material que una de nuestras líderes de campo había compartido con nosotros en una de las capacitaciones de un ministerio maravilloso el cual comparte mucha Palabra de Dios en lengua nacional a través de cortometrajes y material multimedia de un alto contenido evangelístico  y que fue propicio para compartir en ese momento con AF. 

Luego de unos días “aún en medio del confinamiento” y sin insistencia de mi parte, sino orando y dejando el obrar espontáneo del Espíritu de Dios; AF se comunicó conmigo y me dice: Kader (Es mi nombre aquí en África); la historia que me enviaste está muy interesante; pero no vi solo esa… ¡vi muchas más y las enseñanzas me han gustado mucho!

Amado lector, a pesar de esta crisis el Espíritu de Dios no está encerrado ni contenido; El sigue obrando en medio de esta pandemia. Entendemos que no son nuestras palabras, sino el actuar divino  del Espíritu Santo que convencerá al mundo de su necesidad imperiosa de Salvación a través de la persona de nuestro Señor Jesucristo; pero créame usted y es lo que Él gran Libro  nos enseña, que la siembra que Dios nos ha permitido hacer en muchas vidas, tarde o temprano tendrá su fruto y el seguir dando testimonio del Amor del Padre lo tenemos tan cerca..  aquellos que tanto necesitan de El no están tan solo en África, sino muy cerca de usted; ¡y hay muchos de esos necesitados en su lista de contactos de Whatsapp!. 
Agradecemos puedan seguir orando por AF y por todos los “hijos de Ismael”, que el Padre continúe su obra redentora en medio de sus vidas.
Desde el sur del desierto del Sahara, sus hermanos Emilio y Lili.

¿Quieres orar por Emilio y Lili?
1. Ora por más obreros para el equipo de nuestros misioneros. Se necesitan siervos para dar testimonio de Cristo.
2. Ore por la vida de AF y su familia, para que puedan seguir dando pasos en conocer más del Señor.
3. Por las personas del pueblo. Que sus corazones estén preparados para cuando sea el tiempo de recibir de las Buenas Nuevas.

Si quiere apoyar a Emilio y Lili escriba a info@provision.cl